22/09/2021

Flexibilidad de pago en educación: Clave para aumentar tus ventas

por Carlos Lorenzo

Pasado ya el verano, muchos nos hemos propuesto seguir formándonos, y todo es más fácil si contamos con la flexibilidad de pago al momento de apuntarnos a un curso o cualquier tipo de formación.

Seguramente coincidas conmigo en que hay dos momentos durante el año en el que nos hacemos propuestas de estas de “venga a por todas”, y esas fechas son: en el mes de enero como propósito de año nuevo y en septiembre después de las vacaciones de verano. Pues bien, ¿cuánto de eso no se queda simplemente en la agenda de ‘cosas por hacer’?.

Si te fijas, son dos momentos en el que venimos de hacer grandes gastos a nivel personal, al ser las dos principales festividades del año. Por tanto, la flexibilidad de pago en cualquiera de los gastos importantes que queramos hacer, cobra vital relevancia.

Flexibilidad de pagos en el ámbito de la educación


Así que si tu negocio se encuentra dentro del sector de la educación o cursos online, puede que no sea suficiente la mejor campaña de marketing de vuelta el cole, que seguro ayudará. Posiblemente lo que necesites es ofrecer otros métodos de pago, personalizar tu experiencia de checkout (Porque sí, no solo los eCommerce son los únicos que deben preocuparse por optimizar el conocido ‘carrito de compra’ con la flexibilidad de pago).

La flexibilidad de pago como herramienta de marketing

Como seguramente sabes, el Marketing se basa, a grandes rasgos, en 4 grandes bloques: precio, producto, posicionamiento y promoción.

Centrándonos en las estrategias de precio, puede que caigamos en el error de pensar que el “mejor precio” es igual al “precio más barato”, y esto no es así. La flexibilidad de pago puede ser una excelente forma de aumentar las ventas sin bajar el precio del producto. Tus formaciones o cursos, pueden percibirse más o menos atractivos no sólo en función del precio final que debe pagar tu cliente, sino en cómo pueden hacerlo. Ahí está la clave.

Aquí entramos en temas de “precios psicológicos”. No quiero tocar demasiado el tema para no despistarnos, pero los precios psicológicos vienen a ser esos que tiene un mayor impacto en los clientes, por ejemplo, “lleve este producto a tan solo 9,99 €”.

Flexibilidad de pago para jugar con el precio psicológico

En este sentido, no es lo mismo anunciar que un Programa formativo le va a costar a tu cliente unos 8.000 euros, a que se lo promociones de esta manera: “Conviértete en un experto por solo 222 euros al mes”. De esta forma, no necesita un ahorro previo sino que puede afrontar el pago de manera fraccionada.

La flexibilidad de pago no es una novedad. Habitualmente, ha sido el cliente el que busca financiación para aquellas compras importantes. Aquí el cambio, es en la experiencia de compra que le puedes ofrecer. 

Hemos aprendido con la omnicanalidad, que es fundamental adaptarnos al cliente en función del punto de venta en donde decide contactarnos, ya sea a través de la web, dirigiéndose directamente al centro de formación, por teléfono, etc. Pero muchas veces esto se traduce únicamente a una fase del proceso de compra, sobre todo la inicial, olvidando el resto (el llamado checkout o momento de efectuar el pago). La mejor experiencia de cliente se da cuando nos esforzamos equitativamente en cuidar su interacción con nosotros en todas las fases (sin olvidar la fase postcompra, que es de vital importancia).

Beneficios de la flexibilidad de pago

Ofrecer alternativas a la hora de vender tus cursos o formaciones resulta clave para cerrar ese proceso con tus candidatos. En concreto:

  1. Evitas stoppers en tu proceso de venta: la barrera más habitual en el ámbito de la educación suele ser el precio, pues nadie duda de que formarse es fundamental para el desarrollo personal y profesional. Cuando ofreces la flexibilidad de pago, haces que el cliente pueda afrontar el pago sin tener que hacer el desembolso de todo al momento.
  2. Aumentan tus ventas: En Aplazame hemos detectado, que nuestros merchants (tiendas) han aumentado sus ventas en un 20%. Además, el ticket medio puede llegar a aumentar hasta x2.
  3. Una experiencia de cliente más personalizada: los clientes no solo quieren tener oportunidad de elegir el estampado de su camisa, sino que también quieren tener poder de decisión en cada fase, por eso se ha extendido la necesidad de ofrecer pago con tarjeta, bizum, y también el pago a plazos. La flexibilidad de pago surge realmente como necesidad de adaptarse en la forma de consumo de las personas, que no solo se limita a compras de ropa, perfumes o zapatillas, sino también en su próxima formación.
  4. Captas nuevos candidatos: ofreciendo la flexibilidad de pago, entras en ese target que está habituado a aplazar sus compras importantes, ya sea para un viaje, una inversión en una cámara para su negocio de fotografía, o incluso esa bici estática para llevar una vida más sana.
ventajas de la flexibilidad de pago o pago a plazos

Aumenta ventas comunicando la flexibilidad de pago

Puede sonar muy obvio, pero las ventajas que ofreces como compañía, siempre deben comunicarse lo suficiente para que le llegue a la mayor cantidad de gente posible. Cuando hablamos del tema de financiación, suele dejarse muy relegado al final. Cambiar la estrategia y comunicar mejor las posibilidades de pago puede darte un valor diferencial.

  1. Web y redes sociales: no tengas miedo en hablar abiertamente de los precios. Los consumidores buscan tener toda la información para tomar su decisión. Así que pon tus precios de forma visible y muestra las opciones de financiación y flexibilidad de pago.
  2. En el centro de formación: si una persona se acerca a tu centro para conocer más sobre tus cursos, espera tener toda la información en el menor tiempo posible, recuerda que a golpe de clic está acostumbrado a tenerlo todo. Es muy anticuado eso de evitar decir los precios hasta muy entrado en conversación.
  3. Ofrece diferentes modalidades de financiación: ya no es solo la típica financiación con una entidad bancaria y todo el papeleo. Hoy existen otros métodos de pago mucho más ágiles que te permiten ofrecer una mayor flexibilidad de pago, con una interacción mucho más parecida a lo que están acostumbrados tus clientes en otro tipo de compras por internet. Es el caso de Aplazame, que cuenta con una interfaz muy sencilla para acceder a la financiación.
comunicar la flexibilidad de pago

Flexibilidad de pago para tus candidatos con Aplazame

Ahora, tus clientes pueden disfrutar de la flexibilidad de pagos en la formación que elijan con Aplazame, e incluso, pueden empezar a pagar sus cuotas cuando empiece el curso. Ponemos a tu disposición, como centro formativo, este nuevo producto adaptado al ámbito de la educación, para que vayas un paso más y tengas una oferta mucho más diferencial.

Pago a plazos en 3 simples pasos

  1. Tus clientes eligen qué cursar y cómo pagar, y deciden si empiezan a pagar sus plazos ahora o cuando empiece la formación.
  2. Tus clientes empiezan a pagar cuando empiezan a aprender, pagando el resto de cuotas en base a la opción y el día del mes que hayan elegido. Con tranquilidad.
  3. Tú recibes el importe completo el mismo día. Sin esperas, sin preocupaciones. Con total transparencia y agilidad.
Si te ha gustado, puedes compartirlo aquí:
  • Twitter
  • Linkedin
  • Facebook