05/04/2021

Fotografía de producto: clave para aumentar tu tasa de conversión

por Alicia Pérez Estévez

¿Una fotografía de producto puede decidir una venta? Por supuesto. Y esto lo sabemos especialmente en nuestro papel de clientes, cuando hemos dejado de comprar un producto porque en la foto parece menos de lo que es, o no hay suficientes imágenes que muestren varios de sus atributos, o no se aprecian sus materiales por ejemplo, aunque la descripción encaje exactamente con lo que necesitamos. Una venta perdida que puede evitarse e incluso revertirse dando la importancia que amerita la fotografía de producto en cualquier eCommerce. 

De más está decir que nuestro cerebro se siente más atraído por las imágenes que por los textos, que tienen un poder enorme para llamar nuestra atención, y que son fundamentales para nuestra interpretación de la realidad, más aún si se trata de invertir nuestro dinero en algo que tiene un valor para nosotros. Además, tienen también un impacto emocional por lo que las imágenes son un recurso indispensable en cualquier tienda online que desee generar fidelización en sus clientes.  

De hecho, según un estudio de la empresa Shotfarm:

Es posible aumentar la tasa de conversión hasta un 35% gracias a contar con imágenes de alta resolución. 

También sabemos que los usuarios se sienten más confiados y seguros comprando en un eCommerce con buena calidad visual y que pueden permanecer más tiempo si las imágenes son atractivas y aspiracionales. 

Ahora bien, no basta con colocar fotos bonitas sin más de los productos. La verdad es que hay factores detrás que pueden hacer la gran diferencia en la tasa de conversión en una tienda online que trabaje en ellos y mida resultados. 

fotografía de producto

¿Qué es la fotografía de producto?

Se trata de las fotografías cuyo objetivo es destacar, promocionar, exhibir, resaltar productos y servicios para impulsar su venta. Un recurso visual imprescindible en marketing y en la estrategia de venta de cualquier negocio, y especialmente en el eCommerce donde el cliente no tiene otro contacto directo con los productos sino a través de las imágenes y los vídeos. 

Las fotografías de producto también representan imágenes de alta calidad, realizadas con un acabado profesional, cuidando detalles y puliendo el resultado final, para que logren cautivar a los clientes y motivarlos a comprar. 

La fotografía de producto que funciona

Lo cierto es que no cualquier fotografía de producto puede ser efectiva. Hay tiendas online que han llegado a duplicar sus ventas con una estrategia: cambiando las imágenes que tenían por fotografías de producto excelentes acordes a una nueva  imagen visual. Por lo que…

Una fotografía de producto eficaz es aquella capaz de influir poderosamente en la decisión de compra de un cliente e incluso ser el factor determinante para la venta. 

Una fotografía de producto que permita:

  • Captar la atención de los usuarios al instante y a primera vista
  • Dar la información necesaria de los productos de un vistazo
  • Resaltar los atributos de los productos y hacerlos apetecibles
  • Hacer que el usuario conecte con el producto y sus beneficios
  • Ahorrar y evitar las devoluciones, gracias a una exhibición real y fiel de los productos
  • Destacar el catálogo de la tienda de otras tiendas online con fotografías de producto más pobres y sin un propósito claro
  • Mejorar la experiencia de usuario y hacer que aumente su permanencia en el eCommerce

Sobre la calidad, el espacio y los blancos

Comencemos por lo indispensable de una fotografía de producto ganadora: su calidad. Para ello es indispensable contar con imágenes: 

  • Con muy buena resolución
  • Ordenadas y limpias
  • Con colores atractivos

En este sentido, otro aspecto importante son los espacios y las áreas en blanco que deben estar presentes para lograr: 

  • Centrar la atención en el producto 
  • Evitar distracciones hacia otros objetos 
  • Encontrar fácilmente el producto en la navegación
fotografía de producto

La cantidad y el tamaño importan

Según un estudio de la agencia threekit:

Las fotos más grandes convierten más rápidamente que las fotos más pequeñas. De hecho, encontraron que aumentar un 28% el tamaño de las imágenes en un eCommerce podía aumentar la tasa de conversión en 63%. 

Un dato súper relevante que indica que una fotografía de producto que funcione puede tener un tamaño grande e incluso tener el mayor peso en la página de la ficha de producto y esto ser un factor positivo y muy bien valorado por los clientes. Esto se debe a que la fotografía de producto es el mejor recurso que tienen los usuarios para ver al milímetro los detalles de lo que van a comprar. 

Igualmente la mejor manera de saber si una fotografía de producto de gran tamaño funciona, es hacer pruebas A/B con diferentes tamaños para conocer cuál es el que más gusta a los usuarios de una tienda online determinada. 

Dar la posibilidad a los usuarios de hacer zoom en la fotografía de producto y desplazarse en ella para ver mejor la imagen, también será muy apreciado y puede ayudar a que el cliente se decida a comprar el producto más rápidamente. También es una forma de mejorar la experiencia de compra de los usuarios que a día de hoy están acostumbrados a ampliar y realizar zoom en las fotos de sus redes sociales y demás plataformas digitales. Una funcionalidad cotidiana y que puede servir como factor decisivo de venta cuando el cliente es capaz de ver hasta la textura de los productos. 

Y sí, dentro de la gama de fotografía de producto es interesante agregar imágenes que muestren específicamente las texturas de los productos dentro de las galerías. Son imágenes que el cliente agradece para ayudarlo a elegir el producto correctamente. 

Demás está decir también, que contar con imágenes con rotación 360º, puede ser un factor para aumentar la conversión, tomando en cuenta la posibilidad de exploración del producto para el cliente. 

Otro factor a tomar en cuenta es tener una galería generosa, con diferentes imágenes que aporten ángulos distintos e información variada de los productos. Basta con pensar en encontrar solo una imagen de un producto en una ficha para entender que puede ser insuficiente para comprar y una razón suficiente para abandonar la tienda. 

fotografía de producto

Fotografía de producto en contexto

¿Tener una galería generosa con fotos de buena calidad, de buen tamaño, limpias y ordenadas sería suficiente para aumentar la conversión? Depende del producto y su uso. Por eso también es muy atractivo incluir fotografías de producto que aporten información sobre cómo funciona, cómo se usa, cómo se comporta el producto en la realidad. Una fotografía de producto con contexto que permita al usuario comprender rápidamente toda la funcionalidad de los objetos que quiere adquirir. 

Imaginemos a una clienta que al entrar al eCommerce ha visto una primera fotografía de producto de una camisa y le ha encantado dándole un primer impulso para comprarla, pero necesita tener imágenes del producto en el cuerpo de una persona y en diferentes posturas para poder hacerse una idea cercana de cómo podría quedarle a ella y… no encontrarlas en la ficha. Esto puede ser una razón suficiente para abandonar su acción. 

Ahora imaginemos el caso contrario. Una usuaria que tiene la intención de hacer ejercicio en casa, ha pensado en comprar una cinta de correr pero no está del todo convencida por el tamaño que puede ocupar en su salón, pero al entrar a la ficha de producto encuentra una imagen que le muestra exactamente cómo se pliega la cinta para guardarse y ocupar el menor espacio posible, colocada en el contexto de un salón como el suyo. Sí, este eCommerce puede aumentar la posibilidad de que esta clienta compre la cinta de correr, gracias a esta fotografía de producto. 

fotografía de producto

De hecho, contar con este tipo de fotografía de producto es también muy útil para productos pequeños por ejemplo, donde el cliente necesita imaginarse con ellos y es indispensable colocar partes del cuerpo y otros objetos que permitan al usuario hacerse una idea lo más fiel a la realidad gracias al contexto. 

Jugar con el storytelling 

Ahora vamos un paso más allá de la funcionalidad y los aspectos técnicos. Pensemos en la fotografía de producto como un elemento de marketing emocional potente y que podemos usar para que el cliente se sienta aún más identificado con los productos. Entonces podemos aplicar estrategias de storytelling por ejemplo en las fichas de producto de una forma sencilla y generando un impacto positivo en los usuarios. 

Veamos este ejemplo de la marca de cuidado corporal Lush que incluye en su tienda online, por un lado fotografías de sus productos fuera del empaque, en estado real, un poco de crema o de exfoliante como producto principal sobre fondo blanco, en vez de mostrar solo el bote como es lo usual en esta línea de negocio. Por otro lado, completa la galería con imágenes de personas usando el producto de manera natural. Lo que permite que el usuario haga su historia mental sobre qué sucederá si compra el producto e identificarse con la sensación, el efecto que producirá en su piel y la alegría de consumirlo, tal y como la chica de la foto. 

https://aplazame.com/blog/marketing-emocional-que-es-y-como-usarlo-en-tu-estrategia-de-venta/

Otra forma de hacer un storytelling sencillo podría ser el incluir una fotografía de producto que muestre la fabricación, la producción o parte de la realización del producto para ayudar al cliente a conocerlo, comprender mejor sus materiales, su procedencia, su calidad e incluso su veracidad con respecto a la descripción y a los que se está prometiendo. Como este ejemplo donde además de ver el anillo entero, brillante y portentoso, también contamos con otra imagen que muestra los diamantes en piezas, haciendo una secuencia que de seguro puede producir un mejor impacto. 

fotografía de producto

Detalles que marcan la diferencia

Un buen fondo: 

Digamos que los más usados serían los fondos neutros blancos y negros, y ambos dan efectos distintos. El blanco es ideal para destacar productos más coloridos, y el negro para dar sobriedad y elegancia a productos más brillantes. Lo importante es que logre que el producto destaque. Ahora bien, es muy atractivo tener fotografías de productos con fondos que complementen y destaquen las bondades del producto pero que en ningún caso lo opaquen o distraigan la atención. 

Una buena iluminación: 

Contar con una iluminación natural suele ser en algunos productos ideal, ya que produce un efecto acogedor, además de colocar al producto en un contexto real. Con la iluminación artificial se tiene mayor control de los resultados, siendo importante evitar sombras molestas o que deformen al producto, cuidar el reflejo de algunas superficies, así como lograr con reflectores, rebotadores de luz y flashes resaltar las texturas, dar volumen, etc.

Cuidado del producto: 

El polvo, las arrugas, las manchas, las variaciones de color, los golpes, las marcas, las roturas, una huella digital en fin, toda la apariencia del producto debe ser cuidada al milímetro a la hora de lograr la fotografía de producto perfecta. En este sentido hay algunos profesionales que crean un prototipo del producto en su estado más ideal, sin etiquetas con información adicional, ni las señales obvias de uso, para dar con una imagen impecable. 

Todas estas acciones suman y mucho, a la experiencia de compra y directamente a la tasa de conversión de los eCommerce que cuidan su fotografía de producto, como un elemento estrella de su imaginario visual. Deseamos que todas estas estrategias las pongas en práctica en tu negocio y que os esté dando el resultado que esperáis. ¡Que así sea!

Si te ha gustado, puedes compartirlo aquí:
  • Twitter
  • Linkedin
  • Facebook