25/11/2020

Financiación en tienda física: claves para implementarlo con éxito en tu negocio

por Irene Martínez

Vas a un gran almacén y entre las opciones de pago que te ofrecen, ahí ves el cartel: Financiación. Vas a una cadena de electrónica, y ahí está también: Paga a plazos tu compra. Y es que hasta para ir a comprarte un bolso, ahí ves la frase: Financia tu compra sin intereses. Parece que el tema de la financiación te persigue, ¿verdad? Bueno, tú que tienes un comercio seguro que sabes que cada vez son más las tiendas que apuestan por esta forma de pago flexible. Y déjame que te diga, que tú tampoco te puedes escapar, las cosas como son.

Los clientes reclaman cada vez más una mayor flexibilidad en el pago de sus compras. Quieren ser ellos lo que eligen cuándo y cómo pagar su compra. ¿Quizás fraccionar el importe en tres cuotas? ¿O mejor en 10? Según sus necesidades, ellos deciden. Y es probable que si tú no cuentas con esta opción de pago, algún cliente que otro se te escape y salga por la puerta de tu tienda sin su compra.

Ahora que ya sabes que necesitas esta opción de pago en tu comercio y te has decidido a integrarla, ¿sabes cómo implementarlo correctamente? Sigue leyendo, que te cuento.

¿Cómo conseguir que la financiación sea un método de pago clave en tu tienda física?

Forma a tu equipo

Parece obvio, pero en muchos casos no lo es tanto y cuando se integra una solución de financiación en comercio se deja a un lado la formación interna a aquellas personas que van a utilizar la solución cada día. Y es que esto es fundamental. Dedica tiempo a explicarles cómo realizar cada acción: un nuevo pedido, una devolución, una cancelación, cómo consultar las operaciones del día anterior, etc.

Además, explícales algunos términos que serán clave para ayudar a tus clientes. Por ejemplo, qué es el TAE, cuál es el número máximo de cuotas a las que se puede financiar en tu tienda, etc.

Recuerda que en tu tienda física no hay una web que tu cliente pueda consultar o estar mirando durante unos minutos antes de añadir su compra a su carrito. No tiene mucho tiempo para consultar dudas en tu web y por eso el dependiente será su mejor aliado para resolver dudas y ayudarle durante el proceso de solicitud.

Informa a tus clientes de la opción de financiación en tu tienda física

De nada te sirve integrar una solución de pago a plazos si tus clientes no saben que pueden beneficiarse de ella en tu tienda. Por ello, igual que en tu tienda online (si tienes) incluyes banners o logos del método de pago, aprovecha cuando un cliente vaya a pagar e infórmale sobre esta foma de pago.

Para hacerlo correctamente y enamorar a tu potencial cliente, recuerda el punto anterior y dedica tiempo en la formación de tu equipo.

El proceso, sencillísimo. Tan fácil como completar su solicitud de crédito desde su móvil

En Aplazame nos gustan las cosas sencillas y ágiles. Y por eso nuestro proceso de solicitud también funciona así. Tu personal de caja creará el pedido en el Panel de Control, solicitará un par de datos al cliente y éste automáticamente recibirá un email o SMS con un link que abrirá desde su móvil y a partir del cual completará su solicitud de crédito.

Las cosas de pagar, mejor que sean fáciles.

Cuenta a tus clientes lo importante: ¡tendrán respuesta inmediata a su solicitud!

Todos tenemos en mente las típicas financieras que dan respuesta a tu solicitud varias horas (o incluso días) después. En este caso, con Aplazame eso no pasa.

Cuando tu cliente te pregunte, «pero, si solicito la financiación ahora, ¿puedo llevarme mi compra directamente?», la respuesta es sí. Una vez la solicitud haya sido aprobada (cosa que tardará unos segundos), tu cliente podrá llevarse su compra y disfrutar de ella tan pronto como salga de tu tienda. ¡Una maravilla!

Ofrece financiación sin intereses. Juega en la liga de los grandes

Sí, tú también vas a poder lanzar este tipo de campañas para tus clientes. Ofrece condiciones de financiación excepcionales en tu tienda física y capta a todos aquellas personas que hubieran entrado en tu comercio y estuvieran indecisos. Se lo estás poniendo en bandeja. Comprar lo que quieren, fraccionar su pago, ¿y gratis? ¿Sin asumir intereses? Eso solo significa mayores ventas para ti.

Como ves, la propia integración de la financiación en tienda física no es lo realmente complicado. Lo complicado es hacer que esta forma de pago funcione y te ayude a incrementar tus ventas. Conseguir captar la atención de tus potenciales clientes y enamorarles (además de con tus productos) con tus facilidades de pago. Ahora que ya sabes todo esto, te toca a ti ponerte en marcha y comenzar a aplicar todos estos consejos que te hemos dado. ¿Te animas?

¡Mira Aplazame en acción!

Para que la rapidez y agilidad de nuestro producto te enamore, primero tienes que verlo, ¿no? Pues te lo enseñamos de forma personalizada.

Si te ha gustado, puedes compartirlo aquí:
  • Twitter
  • Linkedin
  • Facebook