Ventiladores sin aspas

Dog days are over

Hay muchas razones para sustituir el que heredaste del ajuar familiar por un ventilador sin aspas nuevo. Especialmente si ya tienes prole (humana o animal).

¿Son más seguros los ventiladores sin aspas?

Absolutamente. Una de las muchas razones por las que invertir en un buen ventilador sin aspas es su seguridad. Si tienes mascotas o niños pequeños por casa, meter la patita o los dedos entre las rejas del ventilador puede ser una tentación.

En cambio, con los ventiladores sin aspas no corres el riesgo de acabar en urgencias. Además, son mucho más fáciles de limpiar porque no cogen polvo. ¿Todavía mejor? Suelen ser mucho más silenciosos que los clásicos.

Ventiladores de torre sin aspas

El Force Silence 9800 de Cecotec es uno de los ventiladores sin aspas más vendidos. Pero eso no es sorprendente. Su poderosísima capacidad de crear corrientes de aire es un 30% superior a las de los ventiladores de torre tradicionales.

Además, para los dog days (noches toledanas, en castellano) en los que hasta mover el brazo te hace sudar, tiene mando a distancia para controlar sus cuatro velocidades. Todas estas funcionalidades y un precio más que asequible para su gama, lo hacen unas de las opciones sin aspa más populares.

Si tienes menos presupuesto, el Rowenta Eole es otra gran adquisición para sustituir tu paipai.

Ventiladores de techo sin aspas

Es cierto que los ventiladores de techo sin aspas son ligeramente más caros que los que sí usan palas. Pero tenemos serias razones por las que este de Orbegozo destaca frente al resto. Tiene un diseño cuidado y muy discreto. Cuenta con 10 velocidades diferentes y modo noche –perfecto para dormitorios.

Ventiladores de escritorio

Ya sea para el escritorio de tu oficina (o el de casa), el ventilador sin aspas Xiaomi Microhoo Mini es lo suficientemente compacto como para caber al lado del flexo, pero tiene la fuerza necesaria para refrescar una habitación mediana.

Si no quieres que el viento te golpee en la cara (entendemos que no es la misma sensación que la de un paseo por la playa), puedes cambiar la oscliación de la corriente. Además, está diseñado para usar una cantidad menor de energía que los ventiladores tradicionales, de hecho tiene calificación energética A+. No vas a sudar ni por el calor ni por la factura de la luz.

Un caprichito para noches árticas

Una opción premium, amigable para escritorios y oficinas (con compañeros frioleros) es el ventilador sin aspas de Dyson AM10. Según las reseñas de sus clientes es sepulcralmente silencioso y su corriente de aire es digna de Eolo.

Cuenta con 10 ajustes de velocidad y un temporizador de apagado. También tiene un mando a distancia con un imán que le permite acoplarse al aparato. Todo esto lo convierte en uno de los mejores ventiladores sin aspas de escritorio que puedes comprar.